Telf.: 916 843 952

Viernes, 26 Julio 2013 17:21

Fumigación

1. Observación de la plaga y su entorno.
  Primeramente, realizaremos un estudio del ámbito y de la plaga.

2. Análisis de las causas de la plaga.
  Posteriormente, habrá que saber el porque a aparecido la plaga en el hogar.

3. Procedimiento para impedir la plaga.
  Para impedir esta propagación de la plaga, realizamos un tratamiento para la erradicación de la plaga (IGR). Advertimos que hay que aspirar moquetas, alfombras, camas...

4. Observación profesional de la plaga.
  Para erradicar la plaga usaremos insecticidas a base de piretroides, adicionados con ‘IGR’ (Regulador del Crecimiento de Insectos) para impedir la reproducción.

Fumigación de jardines - La salud de su jardín depende de un buen control de plagas
  En todos nuestros tratamientos fitosanitarios (fumigación de jardines) se incluye, además de los insecticidas un abono foliar cuya misión es ayudar a recuperar a los organismos vegetales enfermos y mejorar el aspecto del jardín en general.

Confíe solo en profesionales con experiencia
  A la hora de usar los tratamientos nos guiamos por las normas del Ministerio de Sanidad y Consumo. Por eso utilizamos productos biodegradables y seguros. Además, nuestros productos también ayudan a la mejora del aspecto del jardín.

Published in Procesos
Viernes, 26 Julio 2013 16:52

Desinsectación

1. Análisis de la fase actual de la plaga.
  Se realiza un informe de la zona antes de comenzar cualquier acción, anidación y alimentación de la plaga para saber su entorno y estructura, valorando así la dificultad.

2. Observación de la razón de la plaga.
  Seguidamente, determinamos la causa de la expansión de la plaga, el origen que ha llevado a la plaga hasta nuestro hogar, para poder prevenir la plaga.

3. Método básico para plagas.
  Sugerimos aspirar correctamente cualquier recdo del hogar, y poner mayor atención en dormitorios y salones ya que son sitios donde la plaga suele estar y salir al percibir el calor corporal.

4. Inspección Profesional de las plagas.
  Haremos el tratamiento contra la palga en zócalos, hendiduras, rajas y grietas con productos con base piretroides adicionados con ‘IGR’ para prevenir la propagación.

  Cualquier tipo de problema con plagas de cucarachas, hormigas, pulgas, chinches u otro tipo de insectos necesita de un trabajo realizado por especialistas, para asegurarnos de su total exterminación.

  Kadem es especialista en la fumigación de este tipo de plagas, utilizando medios efectivos para eliminarlas. Todos los productos que usamos contra las plagas son biodegradables y perfectamente seguros cuando son usados por nuestro personal especialmente entrenado.

  Las cucarachas se pueden esconder en los rincones más pequeños. Las crias se pueden ocultar en una grieta de medio milímetro de ancho. Un macho adulto en una fisura más fina que el canto de un céntimo.

Published in Procesos
Jueves, 25 Julio 2013 13:50

Desratización

  1. Análisis de la fase actual de la plaga de ratas y ratones.
Elaboramos un informe técnico en el cual apuntamos las incidencias puntuales registradas, la fase de la plaga y el especimen de roedor. Y las medidas a seguir para su eliminación.

  2. Mapa del señuelo para la eliminación de la plaga de ratas y ratones.
Mediante un mapa de sus intalaciones, señalamos los sitios donde van a estar ubicados los señuelos, así como la zoa donde se aplicarán los productos insecticidas.

  3. Observación de la plaga de ratas y ratones.
Situar el raticida en los pasos de los roedores y aplicación de la dosis necesaria de rodenticida en los puntos claves de las zonas a tratar, realizando procesos limpios y sin olores.

  4. Inspecciones y Certificados de la observación de ratas y ratones.
Emitiremos los certificados con los procedimientos y productos usados. Haremos inspecciones para verificar que los tratamientos se estan ejecutando de forma correcta.

La experiencia es un valor importante en este tipo de plagas. Las ratas son desconfiadas con los nuevos objetos, y por este motivo, tardan entre 3 y 5 días en caer en los cebos.

Todos nuestros productos para la desratización son biodegradables, por lo que no dañan el medio ambiente.
Las sustancias de los productos que utilizamos se descomponen en elementos químicos naturales por la acción de agentes biológicos, como el sol, el agua, las bacterias, las plantas o los animales.

Published in Procesos
Martes, 23 Julio 2013 14:33

Carcoma

Carcoma: por qué controlarla
Biología de la carcoma

Carcoma común de los muebles (Anobium punctatum Degeer)

  Características físicas: 2,5-5 mm de largo.
  Color pardusco con protórax en forma de capucha que le cubre la cabeza.
  Buen volador.

Reproducción y desarrollo de la carcoma
  Hembra pone de 20 a 40 huevos durante su vida. La crisálida mide 5 mm.
  Las larvas miden 3 mm.y cuando están completamente desarrolladas son de color blanco-amarillento.
  La fase larvaria tarda unos 3 años.
  Las condiciones óptimas para el desarrollo de las larvas es de una Tª de 23 ºC y una humedad relativa elevada.
  A la larva se la conoce como las “larva de la madera”, atacan tanto a la madera del árbol de hoja caduca, como la de las coníferas.
  Metamorfosis completa. El ciclo vital dura 3años.

Hábitos de la carcoma
  Las hembras depositan sus huevos en las grietas de la madera del árbol o también en galerías ya hechas.
  Las larvas recién salidas del huevo se abren paso dentro de la madera, crean una red de túneles y galerías, que van en todas las direcciones, están llenas de serrín y tienen un corte circular.
  Los agujeros de salida son circulares y tienen un diámetro de 1-2 mm. Debajo suelen aparecer pequeños montoncitos de serrín.


Daños que produce la carcoma
  Atacan madera estructural, muebles, etc...como directamente al árbol (sólo la albura).


Propagación de la carcoma
  Por adultos voladores y transporte de madera infestada.


Control y seguimiento de la plaga de carcoma
  Examinar cuidadosamente la madera labrada (linterna eléctrica, lupa, navaja, rotulador). Quitar todo el polvo de la madera a tratar.
  Seguir instrucciones de la etiqueta del pesticida
  Tratar SIEMPRE la madera con productos autorizados para el control de xilófagos.
  Aplicar con pulverización, de gota gruesa varias veces, con cuidado que no gotee.
  En el caso de los muebles, para fumigarlos utilizar las instalaciones especiales dedicadas a este fin.
  Hay que realizar un seguimiento cada año y realizar un informe de la situación.

Published in Control
Martes, 23 Julio 2013 11:41

Chinches

Protéjase de las plagas de chinches
las chinches (orden hemipteros)

  Las chinches son insectos que entre otras características tienen unas poderosa y penetrantes piezas bucales. La mayor parte de las especies viven al aire libre y chupan los jugos de las plantas, pero hay unas pocas que son depredadoras o parásitas y una de ellas ha llegado a adaptarse a vivir dentro de las casas:

La Chinche de las Camas (Cimex lectularius)
  Al contrario que la mayoría de las restantes chinches, la verdadera chinche de las camas no tiene alas. Cuando hace tiempo que no ha comido, su cuerpo es delgado como el papel y casi pardo rojizo.

  Desde hace tiempo se sabe que las chinches de las camas provienen originariamente de Asia, pero en la actualidad se encuentran distribuidas por todo el mundo. En la antigüedad se conocían muy bien en la zona mediterránea.

  Debido a que precisan un clima cálido y seco, no se expandieron en las regiones nórdicas hasta que los edificios no empezaron a calentarse con sistemas más o menos eficaces, pero cuando esto sucedió fueron muy abundantes. Ahora son menos comunes y podemos mantenerlas bajo control mediante los insecticidas modernos.

  Las chinches de las camas solo buscan a sus víctimas cuando están realmente hambrientas. Durante los intervalos entre las comidas emplean su tiempo en buscar escondites adecuados en las vecindades de las camas. Estos pueden estar en grietas de la madera, junturas de las camas, debajo del alfombrado y detrás de los cuadros y del papel de las paredes.

  Las chinches, cuando están hambrientas salen fuera de su refugio y empiezan a buscar. Sus sentidos no son capaces de guiarlas hacia una víctima distante, pero a una distancia de 5-10 cm. serán atraídas por el calor corporal de la víctima.

  Las chinches de las camas pueden trepar por las paredes y también pueden andar cabeza abajo por los techos rugosos, pero caen a menudo si no son unas expertas. Esta es la base de las historias que cuentas que las chinches de las camas, una vez que han visto que su víctima ha colocado las patas de la cama sobre platos llenos de agua, trepan por la pared y cruzan el techo dejándose caer sobre la pobre víctima dormida. Sin embargo, la chinche de las camas no es tan astuta.

  Una chinche adulta, en el transcurso de 10 minutos, puede chupar más de 7 veces su peso en sangre. Hecho esto se retira a su escondite, donde digiere, procrea y pone sus huevos hasta que vuelve a estar hambrienta, deja la puesta en el escondite, sujeta al sustrato.

  Una hembra pone un total de 200 huevos a razón de cuatro o cinco por día, pero el número real depende sobre todos de la temperatura y de otros factores externos. No ponen en absoluto a temperaturas inferiores a 10 C.

  Las crías de las chinches parecen versiones en miniatura de los adultos. Mudan 5 veces durante su desarrollo y en cada fase precisan una nueva toma de sangre.

  Las chinches de las camas se pueden controlar y y conseguir su eliminación mediante un tratamiento completo de sus escondites con un insecticida. Algunos de los vertebrados que comparten con nosotros los hogares también son atacados por otras chinches que viven en las proximidades de sus nidos o de los lugares donde duermen. Están son parecidas a la chinche de las camas, a veces van de un lado a otro y en raras ocasiones pueden atacar al hombre.

Chinche de los Murciélagos (Cimex pipistrelli)
  Se encuentran en los desvanes donde pernoctan los murciélagos.

Chinche de las Palomas (Cimex columbarius)
  Posiblemente es un subespecie de la chinche de las camas, y se la conoce también como Cimex lectularius columbarius. Se halla en los palomares y desvanes donde descansan las palomas salvajes. Es muy voraz, pero no es muy común.

Published in Control
Martes, 23 Julio 2013 11:27

Pulgas

Protéjase de las plagas de pulgas
Las pulgas (Orden Sifonápteros)

  Son pequeños insectos ápteros, comprimidos lateralmente y que viven ectoparasitáriamente sobre aves y mamíferos. Generalmente de color pardusco sus piezas bucales están adaptadas para chupar sangre.

  Las pulgas son fácilmente distinguibles de los demás órdenes de insectos gracias a su compresión lateral. Se trata de un orden relativamente pequeño, con alrededor de unas 1.400 especies conocidas, de éstas más de 50 están establecidas en la Península Ibérica, aunque no todas ellas son nativas.

  Las pulgas adultas no presentan conexiones evidentes con ningún otro orden de insectos, pero se puede hacer responsable a la especialización a una vida parasítica el haber hecho desaparecer cualquier similitud que pudiese haber existido, sin embargo, las larva no son parásitas presentando ciertas semejanzas con las larvas de algunas moscas.

Ciclo de vida de las pulgas
  La totalidad del ciclo de vida lo pasan en la proximidad del hospedante, pero solo las pulgas adultas son verdaderamente parásitas e incluso éstas abandonan al huésped de tiempo en tiempo. Existe menos ligamen entre la pulga y su hospedante que entre el piojo y el suyo, estando ademán mucho menos marcada la especificidad del hospedante entre las pulgas. Las larvas de pulga viven de detritus, incluidas las deyecciones de sus progenitores.

Como se alimentan las pulgas
  Muchas especies de pulgas se alimentarán a costa de una cierta variedad de animales hospedantes, cuya especificidad queda más controlada por las costumbres nidificadoras de los animales parasitados que por la naturaleza de su sangre, es por tanto que solamente se podrán criar cuando encuentre uno con hábitos de nidificación adecuados. Las pulgas no están asociadas con animales nómadas. Los primates superiores y los monos son básicamente nómadas y aunque a menudo adquieren pulgas de varios tipos no tienen ninguna que le sea propia. También parece que el hombre no tuvo pulgas hasta que abandonó su vida nómada.

  La llamada pulga del hombre (Pulex irritans) es primariamente un parásito de zorros, tejones y otros animales que viven en madrigueras y no fue introducida en la vida del hombre hasta que éste empezó a vivir en cavernas. Alrededor del 95 % de las pulgas conocidas son parásitos de mamíferos, siendo el resto parásitos de aves.

  Las pulgas son insectos pequeños que pueden medir de 1 mm a 8 mm de longitud. La característica compresión lateral de las pulgas facilita su movimiento por entre el pelaje y las plumas de su hospedante. Las pulgas son bien conocidas por sus capacidades de salto (hasta 30 cm medidos para Pulex irritans), pero mientras verdaderamente sobre el hospedante, habitualmente andan o se escurren ayudadas por su uñas poderosas que sujetan los pelos o las plumas y por numerosas cerdas recias dirigidas hacia atrás que evitan que resbalen en una superficie vertical. La totalidad del cuerpo está fuertemente esclerotizado siendo muy difícil por este motivo el aplastarlos.

  La cabeza no está separada del tórax, es fuertemente hipognata y tiene dos antenas cortas y robustas que se encuentran parcialmente ocultas en surcos.

  Pueden tener o no tener ojos y a menudo son vestigiales, las piezas bucales están adaptadas para chupar sangre y los estiletes perforadores son las maxilas modificadas y la epifaringe. Las maxilas tienen bordes aserrados y sus superficies internas están asurcadas, Encajandose perfectamente para formar un estrecho canal por el que se inyecta la saliva. La epifaringe está asurcada en su superficie inferior y las dos maxilas encajan estrechamente contra ella para forman un segundo canal a través del cual se aspira la sangre del hospedante.

  Las pulgas adultas no tienen alas. Las patas posteriores son particularmente largas y están directamente asociadas con la capacidad saltadora de estos insectos. Pueden poner sus huevos sobre el huésped, en el nido o en lugares próximos. Cada pulga hembra pone varios centenares de huevos que normalmente eclosionan dentro de una semana o dos para dar lugar a larvas vermiformes, estas no tienen ni patas ni ojos, pero están dotadas de mandíbulas mordedoras, viven consumiendo el material detrítico del nido. Sin embargo parece ser que es necesaria la sangre para el desarrollo correcto de algunas especies y las pulgas adultas expelen la sangre del hospedante no digerida a través del ano. Las deyecciones de los adultos también contienen sangre parcialmente digerida y de esta forma las necesidades de las larvas están bien suplidas.

Las larvas de las pulgas
  La duración de periodo larvario depende de la especie y la estación pero se puede situar entre dos y tres semanas durante las cuales la larva muda dos veces.

  La duración del estadio pupal también depende de la temperatura y de las especies y es probable que muchas pulgas pasen el invierno en forma de pupas.

  Las pulgas adultas necesitan un estímulo mecánico para iniciar su salida del capullo y este es generalmente producido por las vibraciones producidas por los movimientos del hospedante.

  Este es un dispositivo preciso que asegura que las pulgas no emergerán hasta tener un hospedante a su alcance, pudiendo llegar a permanecer durante meses dentro de su capullo.

  Las pulgas recién emergidas o las que han abandonado a su huésped por algún motivo, buscan nuevos huéspedes detectando el calor de sus cuerpos, saltando la mayoría de las especies hacia él y se alimentarán de casi cualquier tipo de hospedante, pero mostrarán una marcada preferencia por sus huéspedes regulares a los que detectan por medios químicos.

  Las pulgas pueden pasar sin alimentos durante períodos verdaderamente largos, pero las hembras requieren una toma de sangre antes de que puedan formar los huevos y generalmente necesitan otra toma antes de poner cada tanda de ellos.

Las enfermedades que transmiten las pulgas
  El verdadero problema con las pulgas es su capacidad para transmitir enfermedades. La más importante de las infecciones diseminadas por estos insectos es la peste, producida por Pasteurella pestis. Esta plaga es primariamente propia de los roedores, pero allí donde las ratas viven en estrecho contacto con el hombre existe la posibilidad de una irrupción de las pulgas de los roedores que transporten su atención hacia el hombre.

  La transmisión de las enfermedades puede ser mecánica, implicando simplemente la contaminación de las piezas bucales o puede asociarse con la regurgitación de sangre infectada en la picada. La mayor parte de las pulgas infectadas desarrollan bloqueos en su sistema digestivo como resultado de la multiplicación de bacterias y cuando intentan alimentarse, la sangre simplemente vuelve de nuevo hacia el huésped llevando con ella algunos gérmenes desde el tubo digestivo. Debido de que no puede pasar a través del bloqueo nada de alimento, la pulga se vuelve "hambrienta" e intenta alimentarse con mayor frecuencia de lo que haría en otras circunstancias. El resultado es que la peste se extiende con mayor rapidez.

  El tifus murino, una forma menos severa que la fiebre tifoidea ordinaria, también es transmitida por las pulgas de los roedores.

Published in Control
Martes, 23 Julio 2013 11:15

Avispas

Avispas: conocerlas para saber eliminarlas

Especies de avispas
  Existen varias especies diferentes de avispas sociales en Europa, y todas tienen el mismo aspecto general, exceptuando a las de color negro-amarillo y las mismas costumbres.

  Generalmente las avispas que se ven dentro o cerca de las casas son: la avispa común (Véspula Vulgaris), la avispa alemana (Véspula Germánica) y el crabrón (Vespa Crabro).

Donde establecen los avisperos
  Las avispas suelen establecer los avisperos bajo las tejas de las casas y alrededor de la fachada bordeándola, también es cierto, que vuelan y se posan en los árboles y plantas de los alrededores en busca de alimentos y sombra durante el día.

Fumigación y eliminación de las avispas del jardín
  Al fumigar todo el jardín estaremos creando una barrera de contención perimetral cuyo objetivo es impedir la entrada de avispas provenientes del exterior y su posible anidación en la casa.

Published in Control
Martes, 23 Julio 2013 11:05

Mosquitos

Mosquitos: conocerlos para saber ahuyentarlos

Mosquitos. Período Histórico
  Los mosquitos acompañan a la especie humana desde sus inicios, y sufrieron su primera derrota en el momento en que el hombre dominó el fuego, ya que el humo fue el primer repelente de los mosquitos, y el único que se dispuso en mucho tiempo. Se sabe, por ejemplo, que los indios MicMac de Newfoundland encendían fuegos latentes en sus canoas para mantenerlos alejados. Hasta donde llega la Historia Antigua se encuentran medios de protección, como telas de mosquitera, que están documentadas por Marco Polo en la India del siglo XIII, si bien su primera mención es del siglo VI antes de Jesucristo.

  En aquellos tiempos, solo el deseo de obtener mayores comodidades incentivaba el uso de estas protecciones, puesto que el papel de los mosquitos como vectores de enfermedades era desconocido por completo. En la Roma imperial, las mosquiteras eran consideras impropias de "auténticos" hombres, y se reservaban a las mujeres y a los niños; y por ello la soldadesca romana era víctima masiva del paludismo y otras enfermedades vectoriales.

  No fue hasta comienzos del siglo pasado cuando aparecieron las primeras sospechas sobre el papel transmisor de los mosquitos por observaciones indirectas en personas que dormían bajo mosquiteras y parecían menos afectadas por la Malaria. Estas mosquiteras ganaron progresivamente aceptación, si bien algunos creían que protegían... contra los agentes invisibles del paludismo, que flotaban en el aire. Sir Ronald Ross, al demostrar en 1897 en Bombay el protagonismo de los mosquitos Anofeles como transmisores de la enfermedad, terminó con esta etapa histórica.

  Se planteó entonces la conveniencia de las campañas de erradicación de insectos. En nuestro país fue significativa la actividad de la Comisión Antipalúdica, que propició multitud de trabajos teóricos y prácticos para el mejor conocimiento del paludismo y su erradicación, así como para el tratamiento de los enfermos.

  Pero los medios técnicos de lucha contra los mosquitos eran, a finales del siglo pasado muy reducido: no se disponía más que del larvicida verde de Paris (acetoarseniato de cobre) junto a los primeros adulticidas, piretroides extraídos de Chrysantemum, además de algunos aceites larvicidas. Es significativo que, ya entonces, la lucha biológica fuese propugnada con entusiasmo aunque sin mucho rigor, proponiéndose la potenciación de libélulas, arañas, murciélagos y peces para controlar a los mosquitos.

  No se dispuso de más medios hasta avanzada la segunda guerra mundial, en que fue evidente la necesidad de limitar a los mosquitos - y en consecuencia la Malaria - en el teatro de operaciones del Pacífico, donde las operaciones militares se veían comprometidas por la epidemia. Las propiedades insecticidas del DDT habían sido descubiertas en la década del 1.930 por Müeller, y las primeras remesas de ese revolucionario insecticida llegaron al Pacífico antes de 1.943, empleándose inmediatamente y en gran escala. Mientras, en el otro bando, Japón no disponía más que de Piretro.

  Este período la euforia con el DDT duro más de una década hasta que se descubrió la elevada persistencia de sus residuos, al tiempo aparecían las primeras resistencias genéticas en Aedes nigromaculis en 1947. En los primeros años 70 este producto fue legalizado en Estados Unidos, y, si bien se le reconoce los servicios prestados, especialmente en el programa MEP (Malaria Eradication Program, 1950-1960), de la OMS, se encuentra prohibido en prácticamente todos los países desarrollados, aunque se usa aún en el Tercer Mundo.

  Paralelamente a este proceso se clarificó y estudió el papel de los mosquitos en la transmisión de otras muchas enfermedades graves, como la Filariosis Linfática, Fiebre Amarilla, el Dengue, y otros muchos virus.

Los mosquitos en nuestro tiempo
  Las grandes enfermedades vectoriales han desaparecido de nuestro país, si bien no lo han hecho sus mosquitos vectores. Sólo determinadas enfermedades que afectan a los animales, como por ejemplo la Filariosis canina, son actualmente problemas sanitarios imputados a mosquitos en España. Pero este no es el caso en los países tropicales, donde el problema de la Malaria por sí sola es más acuciante cada año. Incluso en países muy desarrollados, como Estados Unidos, sufren cada año los azotes de enfermedades víricas como la encefalitis de San Luis.

  El relevo del DDT ha sido tomado por otras sustancias plaguicidas más selectivas y mucho más inofensivas para el medio ambiente, y, se impone la filosofía del control integrado, donde la nueva lucha biológica ha irrumpido con fuerza introduciendo los agentes bacterianos.

  En Europa, se planteó en los años sesenta que el desarrollo turístico de algunas zonas de gran potencial no iba a ser posible si no se controlaban los mosquitos. El problema requería una solución, pues las zonas afectadas - la Camarga en Francia, por ejemplo - eran muy amplias, y por sus características presentaban poblaciones muy elevadas de mosquitos. La creación de la E. I. D. francesa (Entente Interdépartamentale pour la Démoustication), sus métodos y sus logros fueron el espejo en que diferentes Administraciones Públicas del continente han establecido campañas de desinsectación desde entonces. Existen en la actualidad grandes organizaciones de control integrado de mosquitos en Alemania, Francia, Italia y España. En nuestro país, ya en 1.982, se estructuraron dos de las tres organizaciones públicas catalanas para el control de mosquitos en la Bahía de Roses en Girona, y en el Baix Llobregat en Barcelona. Posteriormente tomó forma un servicio en las marismas de Huelva, y recientemente, apareció otro organismo en el Delta del Ebro en Tarragona.

  Estos grupos buscan soluciones para mejorar el control, protegiendo el medio ambiente e investigando en los posibles aspectos claves de la biología de los mosquitos. Asimismo, se hace un especial hincapié en la detección de importación de mosquitos foráneos como Aedes albopictus, especie asiática transmisora del Dengue y la Fiebre Amarilla que se introdujo en Estados Unidos por transporte accidental en navíos, y que han aparecido ya en Italia y Albania.

  Conseguido en nuestra época el nivel de comodidad ambiental que los europeos de la posguerra se habían propuesto lograr, asistimos ahora al auge de preocupantes enfermedades que son vectoriales, como la malaria. Los mosquitos, por ello, aparecen nuevamente como un grupo a investigar y controlar muy de cerca debido a la importancia transmisora que presentan.

El ciclo Biológico de los mosquitos
  Las larvas de los mosquitos son acuáticas, lo que implica que todas las especies necesitan de una masa de agua para poderse reproducir. Ello es clave para su control, pues es más efectivo verter productos larvicidas en una masa reducida de agua, que adulticidas en un área enorme, lo que conlleva sobredosificación, control incompleto y un peligro ambiental evidente.

  Las larvas acuáticas ya mencionadas sufren cuatro mudas desde su nacimiento, y pueden distinguirse, por lo tanto, cuatro estadios de crecimiento. En la última muda se transforman en pupas o ninfas, estadio en el que se produce la metamorfosis y del cual emerge al aire libre el adulto. Las larvas se alimentan por filtración activa de partículas orgánicas en suspensión, aunque las pupas no se alimentan en absoluto.

  Tanto larvas como pupas respiran el aire atmosférico a través de órganos especializados como el sifón larvario, por lo cual tanto la contaminación del agua como los bajos niveles de oxígeno no les afectan especialmente.

  La cópula tiene lugar en las 48 horas posteriores a la emersión, tras lo cual las hembras inician la búsqueda de un huésped al que picar para tomar sangre. Existen preferencias tróficas, y según especies, se ataca a determinados mamíferos o bien aves e incluso a anfibios ó reptiles. Una vez cebadas con sangre, la hembras inician la digestión y el desarrollo simultáneo de los ovarios, que culminará en la puesta de huevos al cabo de unos días; de estos huevos nacerán las larvas completándose así el ciclo. Al ser capaz la hembra de repetir la picadura varias veces a lo largo de su vida, puede transmitir entre sus víctimas las enfermedades que hemos descrito, cuyos agentes patógenos desarrollan parte de su ciclo en el cuerpo del insecto.

  La estrategia para la puesta de los huevos es variable según las especies. En sus casos (géneros Culex y Culiseta, por ejemplo), éstos son puestos sobre la superficie del agua agrupandose de 100 a 200 unidades, formado conglomerados característicos en forma de pequeñas naves o navículas; en otros (Aedes), la hembra pone sus huevos individualmente sobre la tierra seca en zona inundables, y los huevos aguantarán la sequía hasta la inundación, pudiendo aparecer (tras una lluvia por ejemplo) una elevada población larvaria aun cuando no haya adultos ya. Finalmente, los mosquitos del género Anopheles ponen huevos provistos de flotadores también sobre el agua, pero uno por uno.

  Los biotopos (naturales o no) que son colonizados en cada caso son característicamente diferentes, y su conocimiento puede permitir la predicción dentro de ciertos límites del evento climático que provocará la aparición de adultos de cada especie, como es el caso de las lluvias o la subida del nivel freático para Aedes.

  El mosquito típicamente urbano es el mundo entero Culex pipiens, ya que sus larvas aparecen en aguas contaminadas, frecuentes en los núcleos de población. Es el típico mosquito crepuscular y nocturno que, aun no siendo muy agresivo, causa grandes molestias porque actúa en el interior de las habitaciones por la noche, convirtiendose en el Culícido más conocido. Hay que advertir, sin embargo, que en países tropicales otras especies pueden seguir comportamientos parecidos, como el transmisor de la fiebre amarilla Aedes Aegypti, cuyas larvas crían - en el Sudeste Asiático - hasta en los jarrones de flores de los cementerios.

  En nuestro país, otras especies pueden provocar gravísimos problemas en núcleos habitados, esencialmente rurales, puesto que llegan a ellos procedentes de las marismas o zonas inundadas de otro tipo que se encuentra en el territorio circundante. En el caso de algunas especies de Aedes, cuyo hábitat larvario son las marismas naturales, o de algunos Anopheles, que utilizan aguas limpias no necesariamente estancadas y que han aprovechado las facilidades ofrecidas por la técnica de cultivo en los arrozales. La capacidad de vuelo de estas especies puede ser muy notable y alcanzar bastantes kilómetros, dificultando la localización del foco larvario.

Mosquitos. Familia Culicidos
  Normalmente estos insectos pasan toda su vida en el campo y espacios abiertos, pero a veces en el otoño en las casas y edificaciones en general para pasar el invierno. También pueden introducirse a través de las ventanas y puertas abiertas durante el verano siendo aconsejable la instalación de las llamadas telas mosquiteras además del tratamiento insecticida y repelente que se debe realizar.

  Por regla general la hembra del mosquito debe tomar sangre antes de la puesta de huevos, por lo que después del apareamiento irá en busca de un mamífero, ya sea hombre u otro distinto pudiendo ser incluso un pájaro.

  Los mosquitos son más activos al atardecer o al amanecer cuando el aire es en general apacible y húmedo, durante el día pasan la mayor parte descansando en el espesor de la maleza. Cuando la hembra ha tenido la oportunidad de hartarse de sangre sus huevos empiezan a madurar y entonces busca un lugar para poderlos dejar. Los mosquitos del género Aëdes ponen sus huevos en huecos húmedos que se pueden llenar de agua en la primavera, mientras que el mosquito de la malaria y otros dejan sus huevos directamente sobre el agua. En todos estos insectos las fases de larva y crisálida transcurren en el agua.

  Los mosquitos del género Aëdes se reproducen principalmente en charcas y arroyos que se llenan de agua en los meses de primavera pero que después durante el resto del año permanecen secos. Dan solo una generación por año que vuela en Mayo. Las especies de mosquitos de este género que habiten en zonas costeras reproduciéndose en charcas de agua estancada podrán dar varias generaciones durante el transcurso del verano.

  El mosquito de la Malaria (Anopheles maculipennis) habita en distintas zonas de España, sus larvas viven en charcas y lagos con densa vegetación.

  El mosquito Theobaldia annulata es una de las dos especies que se encuentran a menudo en nuestras casas y edificaciones en general. Se reproducen en pequeñas extensiones de agua y la larva tolera incluso el agua polucionada. La larva se encuentra frecuentemente en las charcas de los jardines, en depósitos de almacenamiento de aguas e incluso en pequeños charcos y grietas formados por el agua de la lluvia. Se dan varias generaciones durante el verano y en el otoño las hembras fecundadas pueden entrar en las edificaciones para pasar el invierno.

  El mosquito común (Culex pippiens) es de tamaño pequeño y no pica normalmente al hombre, prefiere la sangre de los pájaros. Sus hábitos son más o menos los mismos que los de las especies anteriores y también se les puede encontrar en grandes cantidades pasando el invierno en las edificaciones.

Published in Control
Martes, 23 Julio 2013 10:55

Moscas

Principios clave para la eliminación de moscas

Moscas (Musca domestica)
  De los varios tipos de moscas existentes, esta es con mucho la mosca más corriente que encontramos en las casas y aunque puede encontrarse en cualquier dependencia de las viviendas, se encuentra principalmente cerca de los comestibles. Se cree que procedió originariamente de Africa y ha seguido al hombre por todos los rincones de la tierra. En el norte de Europa probablemente no llegó a instalarse antes de que el hombre guardara los animales domésticos en el interior durante el invierno, práctica que no se inició hasta la Edad de Hierro, es decir, hacia el año 400 a. de C.

  Las larvas de la mosca doméstica viven en el estiércol, pero también pueden desarrollarse en los desperdicios de cocina y materiales parecidos. Una sola hembra llega a poner unos 200 huevos y bajo condiciones favorables, a una temperatura próxima a los 30º C, el desarrollo total desde la puesta de huevos hasta la mosca adulta dura solamente 7 días. Las moscas domésticas frecuentan el estiércol, la carroña y los desperdicios de toda clase y como es lógico recogen bacterias y virus, por este motivo, pueden actuar como portadores de enfermedades y son del todo indeseables desde el punto de vista higiénico. Además pueden ser sumamente molestas cuando aparecen en tropel posándose sobre el hombre y animales.

  Algunas veces se pueden encontrar pequeños invertebrados colgando de las patas y del cuerpo de una mosca doméstica puede que se trate de ácaros de varias clases que son transportados de esta forma de un lugar a otro por las moscas más móviles, o puede que se trate de falsos escorpiones. En todos los casos las moscas son especies que viven en o sobre el estiércol y materia en descomposición en general.

Mosca Domestica Menor (Fannia Canicularis)
  Esta es una mosca frecuente en las casas que circulan incesantemente alrededor de las lámparas y de las velas. La hembra deposita los huevos en materiales muy húmedos y podridos, tales como el estiércol mojado, y en el desagüe del fregadero y la cocina y lugares parecidos, y allí van desarrollándose las planas larvas características. Esta pequeña mosca es con frecuencia muy abundante en la proximidad de granjas de aves de corral.

Moscardas (Familia Colifóridos)
  Hace mucho tiempo, antes de que se diera nombre a los meses después de los emperadores romanos, el mes que ahora llamamos Julio se denominaba mes de los gusanos en algunos lugares del Norte de Europa. Los Gusanos mencionados eran larvas de Moscardas ó cresas, y esto nos hace pensar en el problema que debía constituir guardar la carne en buen estado para el consumo humano durante los meses de verano.
Las moscardas más corrientemente halladas en los hogares son: La moscarda azul (Calliphora Erythrocephala), y las ligeramente más pequeñas artornasoladas tales como Lucilla Sericata.
  En condiciones normales, la moscarda hembra pone sus huevos sobre animales muertos, cuyo olor puede atraerlas desde una distancia de varios kilómetros. También depositan sus huevos sobre materia orgánica en descomposición y sobre los excrementos.

  Los huevos hacen eclosión en menos de un día y las larvas se abren inmediatamente paso dirigiéndose al interior del alimento. Crecen rápidamente y alcanzan la talla completa al cabo de una semana. Si las larvas no tienen posibilidad de enterrarse por sí mismas en el suelo, irán arrastrándose hasta que encuentren un lugar apropiado para formar el capullo.
  Las larvas de la moscarda que se encuentran en el interior de las casas puede que procedan de los pájaros muertos en los nidos, o de ratas y ratones muertos. Una sola rata muerta puede proveer de comida a cuatro mil gusanos. Las rastreras larvas pueden tener un aspecto muy desagradable.

  Las larvas se apartan de la luz, por lo que podrán muchas veces formar el capullo de crisálida detrás de los artesonados ó debajo de una alfombra. Después de un periodo de mas de ocho ó diez días, se abren paso hacia la luz y emergen las moscardas adultas. En seguida pueden llevar una vida adulta.

  Como otras moscas, las diversas moscardas son sospechosas de transmitir enfermedades. Los productos metabólicos de tales moscardas son por si mismos muy desagradables, y la carne infestada por ellas tiene que ser cuidadosamente lavada.

Moscarda de la carne (Sarcophaga Carnaria)
  Esta gran mosca gris se ve de vez en cuando en el interior de las casas. Pone sus huevos sobre animales muertos, por lo que las carnes tienen que estar fuera de su alcance.
  Los huevos hacen eclosión justamente antes de la puesta, se dice que estas moscardas producen crías vivas.

Mosca del Vinagre (Drosophila Funebris)
  Estas pequeñas moscas amarillas y pardas pueden verse a veces cuando se deja un plátano pelado ó un tomate cortado sobre la mesa de la cocina. Las moscas del vinagre se posan con frecuencia sobre las botellas con gotas de vino, leche o cerveza en el exterior. Además, frecuentan las mermeladas, la salsa de tomate y el vinagre.
  La hembra deposita los huevos directamente sobre dichos substratos, y hacen eclosión aproximadamente un día después, transformándose en larvas que bajan al interior de la comida. Alcanzan el desarrollo completo a los cuatro o cinco días y luego forman el capullo.

  Las moscas que salen del capullo, pueden empezar a poner huevos veinticuatro horas después, por lo que, si las condiciones son las apropiadas el ciclo vital entero puede completarse en diez días.

  En la vida diaria estas pequeñas moscas pueden ser moletas, y para las fábricas que elaboran mermeladas, frutos cocidos y legumbres, pueden llegar a ser un serio problema económico. Como medida de precaución estos alimentos deberían estar adecuadamente protegidos para evitar que la mosca deposite sus huevos en ellos.

  Durante muchos años, las especies de las moscas de la fruta o moscas del vinagre (Drosophilas), se han utilizado como animales experimentales en los laboratorios de biología y han sido muy útiles en la investigación genética.

Published in Control
Martes, 23 Julio 2013 10:39

Insectos

Principios básicos sobre los insectos

Moscas (Musca domestica)
  De los varios tipos de moscas existentes, esta es con mucho la mosca más corriente que encontramos en las casas y aunque puede encontrarse en cualquier dependencia de las viviendas, se encuentra principalmente cerca de los comestibles. Se cree que procedió originariamente de África y ha seguido al hombre por todos los rincones de la tierra. En el norte de Europa probablemente no llegó a instalarse antes de que el hombre guardara los animales domésticos en el interior durante el invierno, práctica que no se inició hasta la Edad de Hierro, es decir, hacia el año 400 a. de C.

Las larvas de las moscas
  Las larvas de la mosca doméstica viven en el estiércol, pero también pueden desarrollarse en los desperdicios de cocina y materiales parecidos. Una sola hembra llega a poner unos 200 huevos y bajo condiciones favorables, a una temperatura próxima a los 30º C, el desarrollo total desde la puesta de huevos hasta la mosca adulta dura solamente 7 días. Las moscas domésticas frecuentan el estiércol, la carroña y los desperdicios de toda clase y como es lógico recogen bacterias y virus, por este motivo, pueden actuar como portadores de enfermedades y son del todo indeseables desde el punto de vista higiénico. Además pueden ser sumamente molestas cuando aparecen en tropel posándose sobre el hombre y animales.

  Algunas veces se pueden encontrar pequeños invertebrados colgando de las patas y del cuerpo de una mosca doméstica puede que se trate de ácaros de varias clases que son transportados de esta forma de un lugar a otro por las moscas más móviles, o puede que se trate de falsos escorpiones. En todos los casos las moscas son especies que viven en o sobre el estiércol y materia en descomposición en general.

Mosca del Vinagre (Drosophila Funebris)
  Estas pequeñas moscas amarillas y pardas pueden verse a veces cuando se deja un plátano pelado ó un tomate cortado sobre la mesa de la cocina. Las moscas del vinagre se posan con frecuencia sobre las botellas con gotas de vino, leche o cerveza en el exterior. Ademas, frecuentan las mermeladas, la salsa de tomate y el vinagre.
  La hembra deposita los huevos directamente sobre dichos substratos, y hacen eclosión aproximadamente un día después, transformándose en larvas que bajan al interior de la comida. Alcanzan el desarrollo completo a los cuatro ó cinco días y luego forman el capullo.

  Las moscas que salen del capullo, pueden empezar a poner huevos veinticuatro horas después, por lo que, si las condiciones son las apropiadas el ciclo vital entero puede completarse en diez días.
En la vida diaria estas pequeñas moscas pueden ser moletas, y para las fábricas que elaboran mermeladas, frutos cocidos y legumbres, pueden llegar a ser un serio problema económico. Como medida de precaución estos alimentos deberían estar adecuadamente protegidos para evitar que la mosca deposite sus huevos en ellos.

  Durante muchos años, las especies de las moscas de la fruta ó moscas del vinagre (Drosophilas), se han utilizado como animales experimentales en los laboratorios de biología y han sido muy útiles en la investigación genética.

Mosquitos
  El mosquito típicamente urbano es en el mundo entero Culex pipiens, ya que sus larvas aparecen en aguas contaminadas, frecuentes en los núcleos de población. Es el típico mosquito crepuscular y nocturno que, aun no siendo muy agresivo, causa grandes molestias porque actúa en el interior de las habitaciones por la noche, convirtiéndose en el Culícido más conocido. Hay que advertir, sin embargo, que en países tropicales otras especies pueden seguir comportamientos parecidos, como el transmisor de la fiebre amarilla Aedes Aegypti, cuyas larvas crían - en el Sudeste Asiático - hasta en los jarrones de flores de los cementerios.

  En nuestro país, otras especies pueden provocar gravísimos problemas en núcleos habitados, esencialmente rurales, puesto que llegan a ellos procedentes de las marismas a zonas inundadas de otro tipo que se encuentra en el territorio circundante. En el caso de algunas especies de Aedes, cuyo hábitat larvario son las marismas naturales, o de algunos Anopheles, que utilizan aguas limpias no necesariamente estancadas y que han aprovechado las facilidades ofrecidas por la técnica de cultivo en los arrozales. La capacidad de vuelo de estas especies puede ser muy notable y alcanzar bastantes kilómetros, dificultando la localización del foco larvario.

Larvas de los mosquitos
  Las larvas de los mosquitos son acuáticas, lo que implica que todas las especies necesitan de una masa de agua para poderse reproducir. Ello es clave para su control, pues es más efectivo verter productos larvicidas en una masa reducida de agua, que adulticidas en un área enorme, lo que conlleva sobredosificación, control incompleto y un peligro ambiental evidente.
  Las larvas acuáticas ya mencionadas sufren cuatro mudas desde su nacimiento, y pueden distinguirse, por lo tanto, cuatro estadios de crecimiento. En la última muda se transforman en pupas o ninfas, estadio en el que se produce la metamorfosis y del cual emerge al aire libre el adulto. Las larvas se alimentan por filtración activa de partículas orgánicas en suspensión, aunque las pupas no se alimentan en absoluto.
  Tanto larvas como pupas respiran el aire atmosférico a través de órganos especializados como el sifón larvario, por lo cual tanto la contaminación del agua como los bajos niveles de oxígeno no les afectan especialmente.

  La cópula tiene lugar en las 48 horas posteriores a la emersión, tras lo cual las hembras inician la búsqueda de un huésped al que picar para tomar sangre. Existen preferencias tróficas, y según especies, se ataca a determinados mamíferos o bien aves e incluso a anfibios o reptiles. Una vez cebadas con sangre, la hembras inician la digestión y el desarrollo simultáneo de los ovarios, que culminará en la puesta de huevos al cabo de unos días; de estos huevos nacerán las larvas completándose así el ciclo. Al ser capaz la hembra de repetir la picadura varias veces a lo largo de su vida, puede transmitir entre sus víctimas las enfermedades que hemos descrito, cuyos agentes patógenos desarrollan parte de su ciclo en el cuerpo del insecto.

  La estrategia para la puesta de los huevos es variable según las especies. En sus casos (géneros Culex y Culiseta, por ejemplo), éstos son puestos sobre la superficie del agua agrupandose de 100 a 200 unidades, formado conglomerados característicos en forma de pequeñas naves o navículas; en otros (Aedes), la hembra pone sus huevos individualmente sobre la tierra seca en zona inundables, y los huevos aguantarán la sequía hasta la inundación, pudiendo aparecer (tras una lluvia por ejemplo) una elevada población larvaria aun cuando no haya adultos ya. Finalmente, los mosquitos del género Anopheles ponen huevos provistos de flotadores también sobre el agua, pero uno por uno.
Los biotopos (naturales o no) que son colonizados en cada caso son característicamente diferentes, y su conocimiento puede permitir la predicción dentro de ciertos límites del evento climático que provocará la aparición de adultos de cada especie, como es el caso de las lluvias o la subida del nivel freático para Aedes.

Published in Control
Página 1 de 2